Design thinking

Design thinking: qué es y proceso

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 32 segundos

Qué es el Design Thinking y cómo implementarlo en tu proceso creativo. Y no, no es solo una metodología.

El Design Thinking no es sólo una metodología, es una forma de ver el mundo. Este enfoque centrado en el ser humano te permite solucionar problemas complejos de una manera creativa y práctica. Si alguna vez has sentido que las soluciones convencionales no son suficientes para los desafíos actuales, esto puede ser justo lo que necesitas.

¿Qué es el Design Thinking?

El Design Thinking es un enfoque iterativo que se utiliza para entender a los usuarios, cuestionar las suposiciones, redefinir problemas y crear soluciones innovadoras para prototipar y testear. Implica cinco fases fundamentales: 

  • Empatizar
  • Definir
  • Idear
  • Prototipar 
  • Testear. 

Este proceso se repite tantas veces como sea necesario, haciendo que el error sea una fuente vital de aprendizaje. Vamos a darle caña a cada uno de ellos para que lo veas mejor:

Empatizar: La clave para entender a tus usuarios

La primera fase del Design Thinking es la empatía. Aquí, el objetivo es entender a las personas para las que estás diseñando. Esto puede involucrar la observación, la interacción y el sumergirse en sus experiencias para entender sus motivaciones, deseos y necesidades.

Definir: Plantea el problema correctamente

Una vez que comprendes a fondo a tus usuarios, el siguiente paso es definir claramente el problema. Esto no se trata de tu perspectiva como diseñador o empresario, sino de lo que realmente necesitan tus usuarios.

Idear: Liberando la creatividad

La etapa de ideación es donde se fomenta la creatividad. Se trata de generar una gran cantidad de ideas y soluciones posibles al problema definido. En esta fase, ninguna idea es demasiado loca. El brainstorming es una técnica que se usa mucho aquí.

Prototipar: Hacer ideas tangibles

Prototipar es convertir tus ideas en una versión física o digital inicial. Esto no tiene que ser perfecto, sino lo suficientemente concreto para que los usuarios puedan interactuar con él y dar feedback.

Testear: Aprendiendo a través del feedback

Finalmente, la fase de testeo te permite aprender qué funciona y qué no. Esta retroalimentación es crucial y se utiliza para hacer ajustes y refinamientos a tus prototipos.

¿Por qué es importante el Design Thinking?

Adoptar el Design Thinking en tu negocio no solo mejora la innovación y la creatividad, sino que también te coloca directamente en la perspectiva del usuario, lo cual es esencial en un mercado competitivo. Las empresas que adoptan este enfoque pueden ver mejoras significativas en la relevancia y el impacto de sus productos o servicios.

Si te ha quedado alguna duda, escríbeme. Te animo a que explores cómo el Design Thinking puede transformar tu enfoque hacia la resolución de problemas y la innovación en tu negocio. 

Te espero en el siguiente post para seguir aprendiendo.

Su

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Hablamos?
Aupa! ¿Necesitas que te ayude?